Una vez más…

Hoy, día 6 de julio de 2012 he vuelto a acabarme una vez más Metal Gear Solid 3. NUNCA, repito, NUNCA me cansaré de este juego. Sigue erizándose la piel cuando lo juego, siguen mis ojos soltando lagrimillas con ese final tan apoteósico. Esa BSO de escándalo, esos gráficos, ese Naked Snake con su parche en el ojo y vestido de oficial. The Boss luchando con el que será el nuevo Big Boss… Snake en el cementerio y soltando una lágrima… Simplemente MAGNÍFICO.